Tag Archives: visita


4 palabras claves: Londres, Ellis of Richmond, Vintners Hall y… mucho cava

Esta vez toca Londres ser la protagonista de nuestro blog y más concretamente es nuestro distribuidor Ellis of Richmond la estrella de estos días. Ya hablamos de su historia y su fundación en una noticia anterior, de nuestro viaje del año pasado.

En un entorno victoriano, sobrecargado de muebles antiguos del inconfundible estilo, de tapicería floral y inmensas lámparas de cristal que iluminan las habitaciones con una luz tenue y muy agradable, se celebra cada año el evento de nuestro importador en la Vintner’s Hall del Vintners Palace. Este lugar tuvo su primer reconocimiento en 1363 y es justo el sitio ideal para celebrar un evento con clase, refinado y exclusivo.
Como nota de interés, cabe destacar el real decreto que se firmó 1973 que autoriza a esta institución a regular el consumo de vino, delegando responsabilidades importantes como la enseñanza de acercar al consumidor a beber de modo correcto y en las medidas saludables vinos, champagnes y cavas con el fin de difundir la cultura del vino y enamorar a los participantes ingleses.

Muy a menudo, en este palacio se organizan cursos y eventos de acercamiento a la tradición vitivinícola en un entorno que, sin duda es la reencarnación del deseo de todos los ingleses de presenciar y disfrutar de productos de alta calidad con exponentes de sensacionales bodegas como AB Valley, DFJ Vinhos, Kellerei Kaltern Caldaro, Vignetti Le Monde, Cantina Gorgo,Cantina Crociani, Monte Faustino, Donatella Colombini, Cantine Umberto Bortolotti, Wairau River Family Vineyards, Paulett Wines, David Bruce, Markham Valley, Chono Wines, Backsberg Estate, De Wetshof Estate, Bluebell Vineyards, Lestapis, Lucien Boillot, Domaine de l’Amandine, Champagne AR Lenoble, Château d’Esclans, Jean Baptiste Adam, Caves Languedoc Roussillon, Lorgeril, Chamoagne Lombard, Noelia Bebelia, Bodegas Resalte de Peñafiel, Bodegas Taron, Fincas de Azabache, y Hacienda el Ternero… ¡Y obviamente Mont Marçal!

Nuestra colaboración desde hace años con Ellis of Richmond sigue con óptimos resultados, nuevos retos, y buenas expectativas entre la precisión y el fuerte sentido de responsabilidad y de dura labor británica y la índole pasional de nuestra tierra y de nuestra preciosa denominación de origen.

El evento dura dos días, el 5 y el 6 de febrero, un martes y un miércoles, días ideales para que los restauradores, los gerentes, los profesionales y los aprendices no falten a esta imprescindible cita. La afluencia de visitantes es asombrosa, más de 600 personas que, visitando nuestro stand, han sido transportadas a la belleza y la paz de nuestros viñedos, entre el aire fresco de las colinas que nos rodean, entre la brisa marina que llega hasta nuestra finca, respirando la esencia mediterránea de nuestro entorno, el perfume de nuestra tierra. Mont Marçal Reserva, con su frescor e intensidad aromática, Mont Marçal Rosado, con toque de rosas y jazmín y Extremarium con su complejidad y su cremosidad, son las estrellas del festival.
Un evento que recordaremos con nostalgia, en una ciudad estupenda. Sí, porqué Londres crea dependencia. La gente que conocemos en la calle, mientras visitamos la ciudad, sumergiéndonos en sus tradiciones y respirando su historia, nos atrae sobre todo por los discursos que hacen y por la apertura mental.

Londres a veces parece un león rugiendo frente a tu cara, que quiere asustarte, pararte y echarte para atrás. Si no estás dispuesto a dejarte llevar y a ser tolerante y open minded, no apreciarás esta ciudad y no encajarás con el frenético ritmo que la caracteriza y acabarás sintiéndote desorientado, excluido, aislado en medio de millones de personas.
Para vivir plenamente la maravillosa Londres hay que tener una predisposición natural, coraje, poner mucho esfuerzo y pasión en comprender y apreciar el género humano y necesitaras mucha energía y estar listo a ver muchos cambios rápidos, tan rápidos como un peatón que se dirige a su trabajo cruzando la calle entre miles de coches que siguen su camino con velocidad.
Londres es una ciudad que transmite sentimientos, esto es un hecho, sensaciones que vives en cada rincón, porqué para visitar esta ciudad no hacen falta preparativos meticulosos, solo ganas de perderse, de aprender y estar dispuesto a convivir con nacionalidades diferentes: el taxista del Bangldesh, el italiano que prepara pizzas con toda su arte, el marroquí que trabaja en su supermercado abierto 24 horas o el verdadero inglés que se dirige al trabajo pensando en todo lo que tendrá que hacer durante el día y esperando su pausa para tomar té.

conolly's

Mont Marçal con sabor inglés

El viaje previsto para el mes de agosto en Inglaterra empieza por la ciudad de Birmingham, para visitar nuestro distribuidor Connolly’s Wine Merchants Ltd, operativo desde 1976. Ellos brindan un servicio personalizado, atento y flexible a todos sus clientes.

En una época de marcas globales, call centers y dominio de los supermercados, el focus de Connolly’s se centró fuertemente en el individuo y en sus exigencias.
Es un distribuidor serio y concreto, exigente en sus criterios en términos de calidad y valor. Suministran fundamentalmente a los restaurantes, bares, pubs, hoteles y centros de conferencias en Birmingham y The West Midlands.

Las reuniones y las visitas con clientes finales han sido provechosas hasta el punto de que Connolly’s parece interesado en aumentar sus referencias, incluyendo al abanico de nuestros cavas y también vinos.

Aunque este distribuidor sea pequeño, hay que remarcar que tiene una buena clientela fidelizada que busca productos diferentes de lo que encuentran en el supermercado. Pronosticamos dificultades en crecer en volumen, pero sí que vemos buenas posibilidades en incrementar en diversificación. Esto será posible gracias a la nueva apertura de un tasting bar en la misma ciudad, donde se experimentan maridajes con típicas carnes, quesos ingleses y cavas y vinos, buscando la clave que encienda la chispa entre ambos, con el fin de experimentar sensaciones nuevas en el paladar, así como de romper reglas y crear un «blend» nuevo.

Al día siguiente se visitó al distribuidor Ellis of Richmond en la ciudad de Hanworth, Middlesex. La historia y el background de este distribuidor es fascinante, Joseph Ellis el fundador, comenzó su negocio del vino en 1822, hace unos 195 años. Inicialmente dirigió el negocio desde 36-37 Leadenhall Street en Londres, donde todas las entregas se hacían en carros tirados por caballos. En 1926 el negocio necesitaba expandirse, por lo que se trasladó a Richmond, disponiendo así de oficinas y bodegas mucho más grandes y prácticas.

Hoy en día la familia Ellis continúa el negocio con James, Robert y William a la dirección y, junto a un fantástico equipo de personal, se ha construido un floreciente negocio importador. El espíritu sigue siendo el mismo de sus padres fundadores cuando comenzaron con el negocio.

Nuestro equipo hizo rutas recorriendo distancias muy largas básicamente centrándose en tiendas de vinos especializadas en pueblos como Grassington, Ilkley, Otley y Harrogate. Se visitaron los clientes finales y se improvisaron catas, cosa que dejó positivamente impactados por la calidad de los productos los clientes involucrados.

La cata donde hubo más afluencia fue en “at Cambells” en Leyburn, donde asistieron unas 35 personas y se probó Mont Marçal Reserva, Mont Marçal Rosado, Extremarium y, con sorpresa Mont Marçal blanco de 2015 y Mont Marçal Crianza.

¡Agradecidos del cariño y del aprecio recibido, deseamos volver pronto, probablemente en febrero 2019!!

seattle viaje a EEUU

Cruzamos el charco hacia EEUU

Por fin llegó el momento de emprender nuestro gran viaje lleno de expectativas hacia el gran continente. Nuestra misión empezó en Chicago con el fin principal de visitar el distribuidor que Classical wines tiene en la ciudad, Connoisseur Wines.

Classical wines a parte de distribuir, también se dedica a la importación de vinos, trabajando con bodegas como Can Feixas y Mas Fi.

Nuestra agenda estaba llena de citas, visitamos 16 puntos de venda, entre bodegas y restaurantes y el resultado fue que más de un restaurante decidió introducir en su carta nuestro versatil Mont Marçal Brut Reserva con posibilidad de catas a copas. En otros establecimientos que tenían como referencia Mont Marçal reserva, el Mont Marçal Brut Rosado también tuve fantásticamente éxito y entró así como producto en muchas cartas. A parte de visitar, nos tomamos también un descanso cenando y disfrutando de la gastronomía del País con nuevos clientes y explicándole nuestra misión, visión y valores haciéndole una presentación mucho más amplia y visual de nuestros productos.

El tercer día, animados y con ganas de nuevas aventuras llegamos a Portland para poner cara al distribuidor de Classical wines que se llama Galaxy Wines, importador de vinos de marcas como Can Feixas y Llopart y fiel colaborador de nuestra casa.

Analizando su historial, vimos que ellos son lo que compran más Mont Marçal de todo EEUU. Entre las citas prefijadas con el responsable de vinos españoles y un vendedor, la dinámica fue la misma que los días anteriores. Cenas, catas, actividades de promoción y visibilidad de la marca fueron los protagonistas de estos inolvidables días llenos de empeños.

Seattle fue nuestra última etapa, allí nos reunimos con Almudena y Steve, los directores de Classical wines . El tema principal de nuestra reunión fue la comunicación de los nuevos cambios organizativos y estructurales de la empresa, útiles a redirigir la empresa hacia un nuevo camino donde el futuro esperamos nos sonría y donde la cualidad es el pilar de nuestros objetivos. Ellos mismos nos comentaron una evidente mejora cualitativa en los últimos dos años, algo que también los clientes han percibido cada vez más.

Resumiendo, podemos valorar este viaje como muy positivo, el mercado americano está cada vez en crecimiento, el cava empieza a ser parte de la vida de los estadunidenses y esto no nos sorprende visto el carácter innovador y proactivos de esta población. Sabemos que la índole de los americanos es ser francos, competitivos, energéticos y etnocéntricos y una vez fidelizados saben ser muy devotos.